El Yoga es una luz que, una vez encendida, nunca se atenuará. Cuanto mejor es la práctica, más brillante es la llama.

B. K. S. Iyengar

Método Iyengar®

       El Yoga es una filosofía y una práctica milenaria de origen hindú que un sabio llamado Patanjali sintetizó en forma de aforismos hace alrededor de 1700 años. Los sutras crecieron como una planta colorida y frondosa a lo largo de los siglos hasta que otros sabios, entre los cuales B. K. S. Iyengar, recogieron algunas de sus flores y las llevaron a Occidente. 

       El Yoga busca, ante todo, el reposo de las fluctuaciones mentales a través del dominio del cuerpo. ¿Quién no siente o ha sentido alguna vez la necesidad de aquietar el flujo constante y abrumador de la mente? Pero este aquietamiento solo puede llegar a través de sosiego del cuerpo,el cual se alcanza con la práctica del Yoga.

       El método Iyengar® está concebido para todas las edades, combina suavidad y rigor y busca incrementar la fuerza y la flexibilidad el cuerpo. Su objetivo final es siempre la armonización en el moverse, en el sentir, en el pensar, crear las condiciones necesarias para vivir plenamente cada una de nuestras experiencias. Es una práctica transformadora que, en palabras de B. K. S. Iyengar, nos permite ser dueños, y no esclavos, de nuestras circunstancias.

       Para lograr todo esto, el método Iyengar® utiliza materiales que colaboran con el cuerpo para que este se adapte a cada movimiento, y compagina la práctica de las posturas, llamadas asanas, con el trabajo sobre la respiración o pranayama. Las sesiones son en grupo y se atienden con especial esmero las necesidades de cada practicante, pues cada uno y cada una de nosotras tiene una forma distinta de aprender…¡y una mente diferente a la que domesticar!